Agencia de Comunicación Política | Su día a día

¿Qué tareas desarrolla una agencia de comunicación política? ¿Quiénes suelen ser sus potenciales clientes y cómo es trabajar con ellos?

Hoy entrevistamos a Enric Domínguez, graduado en Comunicación Audiovisual y socio fundador de una agencia de comunicación (política) valenciana. Bienvenidos a La Comarca Política

Perfil del entrevistado

Enric Domínguez

Enric Domínguez nació en la Pobla de Vallbona (Camp de Túria) en el año 1991. Es graduado en Comunicación Audiovisual por el Campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València y Técnico Superior de Desarrollo de Aplicaciones Web por el CEEDCV. Desde hace años está vinculado con el mundo de la política y los movimientos sociales a través de su participación en diversos colectivos. Actualmente trabaja en una agencia de comunicación política valenciana de la que es socio fundador y en la que, entre muchos tipos de proyectos, trabajan para algunas instituciones y partidos políticos.

Entrevista al comunicador audiovisual Enric Domínguez | Agencia de comunicación política

La Comarca Política. Hola Enric, bienvenido a nuestra sección de comunicación política. En esta entrevista queremos hablar del trabajo que desempeña una agencia de comunicación. ¿Qué servicios de comunicación ofrece una empresa como la vuestra?

Enric Domínguez. Somos una empresa pequeña formada por diversas personas con un perfil similar pero cada una especializada en un ámbito diferente. Prestamos varios tipos de servicios: grabación y edición de vídeo,  desarrollo web, comunicación de eventos y comunicación corporativa, institucional y política. Cuando iniciamos nuestra andadura hace 5 años los proyectos audiovisuales y web eran los principales en cuanto a peso económico pero en estos últimos 2 años los proyectos de comunicación institucional y política han ido ganando peso progresivamente.

LCP. ¿Qué diferencia a esta agencia de comunicación política valenciana de lo que sería una consultoría en comunicación estándar?

E.D. Creo que uno de los aspectos que diferencia nuestra empresa de otras es el uso prioritario y muy cuidado del valenciano, siempre que el proyecto lo permite, algo que nos ha hecho ir abriéndonos camino y ganar clientes entre el mundo cultural e institucional.

Damos un trato muy directo y sincero a los clientes, sean instituciones, políticos o empresas, y tratamos de proyectar estos valores en los proyectos en los que trabajamos.

También prestamos una diversidad de servicios que nos permite cubrir las necesidades de cada cliente sin necesidad de realizar subcontrataciones o derivarlo a terceras empresas.

LCP. Por vuestra agencia de comunicación han pasado diversos perfiles profesionales. ¿Podrías comentarnos cuáles son los que más se repiten y si existen perfiles vinculados con las ciencias sociales?

E.D. Hasta ahora todos los profesionales que han pasado por nuestra empresa han sido graduados en comunicación audiovisual o periodismo. Partiendo de esa base, cada uno se ha especializado o tiene más experiencia en un campo concreto. Unos en el desarrollo web, otros diseño, otros vídeo, fotografía, etc.

LCP. Enric, soléis hacer también algunos trabajos propios de una agencia de comunicación política. ¿Podrías explicarnos un poco en qué consisten?

E.D. A nivel político durante estos años nuestro principal trabajo ha sido la realización de spots audiovisuales para Compromís y los diversos colectivos que conforman este partido. Desde hace algún tiempo también colaboramos con algunos políticos con responsabilidades públicas a los que prestamos diversos tipos de servicios: acompañamiento a actos y protocolo, fotografía, vídeo y gestión de sus perfiles en redes sociales.

LCP. Como empresa de comunicación, ¿cuáles son las mayores dificultades que encontráis a la hora de llevar la comunicación de ciertos partidos o políticos?

E.D. Creo que una de las mayores dificultades a la hora de trabajar con políticos y los partidos es la coordinación entre los diversos actores implicados.

Agencia comunicación políticaActualmente trabajamos con varios colectivos de Compromís en realización de vídeos, gráficos, fotografía y apoyo en comunicación. Uno de los problemas que hemos tenido a lo largo de estos años es la poca antelación con la que, a veces, nos encargan trabajos. En política se llevan unos ritmos de trabajo y de vida que a veces resulta complicado planificar con tiempo determinadas campañas y a nivel de empresa no es fácil responder con agilidad, aunque al final siempre encontramos la forma de dar respuesta a sus necesidades.

A nivel local trabajamos en proyectos con un carácter más institucional. La relación es cercana y fluida y es más fácil trabajar y organizarse.

A niveles más grandes como ayuntamientos grandes, diputaciones o consellerías la cosa ya se complica más. El volumen de trabajo es descomunal y la cantidad de gente implicada en cada proceso también es mayor. Uno de los principales inconvenientes es la poca antelación con la que llega a veces la información. Además, se trata de instituciones donde la responsabilidad es mucho mayor y no hay margen de error posible ya que un patinazo en estos proyectos puede conllevar responsabilidades políticas. Además, como empresa, resulta más complicado encontrar a alguien con el perfil adecuado para trabajar en este tipo de proyectos.

También es complicado, a nivel empresarial, calcular los costos de determinados proyectos y saber cuánto puedes ofrecer y hasta dónde puedes llegar. Ya que, por mucho compromiso político que tengamos, al final somos una empresa y debemos tener un mínimo de ingresos para poder funcionar correctamente, y en este tipo de proyectos es muy fácil pasarse de frenada.

Pero pese a las dificultades, siempre es un placer trabajar en proyectos así y con gente muy implicada a nivel personal y político. En general se respira un ambiente mucho más sano que hace unos años. Y al final, muchas de las complicaciones se deben a que ahora hay una actividad frenética en muchos campos donde antes había inactividad y se han producido muchos cambios en la manera de trabajar y gestionar respecto a los gobiernos anteriores.

LCP. ¿Cómo sería el día a día de la agencia de comunicación en un periodo de intensidad política donde lleváis varios trabajos relacionados con los políticos?

E.D. Un caos. Hay días que son un caos. Hay meses en los que se junta mucha actividad en los diversos proyectos políticos e institucionales que llevamos (normalmente en octubre-noviembre y abril-mayo) y nos toca echarle muchas horas y días de trabajo y aun así a veces resulta complicado llegar a todo. Además, llevamos otro tipo de proyectos que nada tienen que ver, y en estas etapas de acumulación de actividad resulta difícil compaginar las dos modalidades de trabajos.

Por poner un ejemplo: hay días que te planificas realizar una tarea que requiere un mínimo de concentración (desarrollo web, revisar o redactar documentos, etc) pero ese mismo día tienes un acto a las 10 del que recibirás fotos para publicar, un acto a las 13 al que tienes que ir a hacer fotos y otros dos actos a las 6 en varios lugares diferentes. Eso implica tener que hacer varias interrupciones en tu tarea para ese día y al final del día apenas has avanzado. Y puedes pensar: ya lo haré mañana. Pero no, el día siguiente suele ser igual y el siguiente y el siguiente. Como gestor o coordinador, que es la función que con tiempo he tenido que acabar asumiendo, resulta complicado de gestionar todo esto. Y se intenta contratar, subcontratar y delegar en terceras personas todas las tareas posibles para que cada proyecto salga lo mejor posible y sea entregado a tiempo pero no es nada fácil.

LCP.  Enric, profundizando un poco más en el tema, ¿cuáles son las claves para llevar con éxito las redes sociales de un político valenciano? ¿Hay alguno que destacarías por su repercusión tanto en Twitter, como Facebook y Instagram?

E.D. Por la experiencia que tenemos en los proyectos que llevamos, a nivel local, en pequeños y medianos ayuntamientos lo que mejor funciona es la fotografía de los actos. La gente quiere verse y aparecer en la página del alcalde de turno. Los actos con mucha gente y muy vistosos a nivel fotográfico funcionan muy bien y nos permiten ampliar seguidores que luego, además de fotos, también recibirán otro tipo de información y anuncios políticos.

A nivel autonómico, lo que más funciona son los grandes anuncios, la información de interés público y “las broncas” entre adversarios.

Entre políticos que gestionan bien su comunicación, ya sea ellos mismos o ayudados por terceros, destacaría a Mónica Oltra, Vicent Marzà i Diana Morant (que los mencione no significa que trabajemos con ellos en la agencia de comunicación política).

Mónica Oltra es probablemente la política más activa de todos. Tiene una actividad frenética, tanto en publicación de contenido como en interacción con los usuarios. Ella probablemente debe recibir ayuda de personas de su confianza en la gestión de sus perfiles en redes sociales, de otro modo sería imposible. A nivel comunicativo me parece de los mejores ejemplos: difusión de la acción de gobierno y al mismo tiempo cercanía al usuario.

Vicent Marzà no mantiene una actividad tan alta como la de Mónica Oltra pero también hace publicaciones con frecuencia. En este caso, como es normal, su comunicación se centra en las acciones que se llevan a cabo desde su Conselleria. Mantiene un perfil menos combativo que el de Mónica Oltra pero cuando es necesario también se responde a algunos usuarios para esclarecer falsas informaciones o resolver dudas. También destacaría en el perfil de Marzà algunos vídeos elaborados sobre actos culturales, intervenciones suyas en actos y medios de comunicación y videos animados sobre los presupuestos.

A nivel local destacaría a Diana Morant, bastante activa, con una imagen muy cuidada  y una fotografía de calidad y al mismo tiempo transmitiendo cercanía. También es destacable el caso de Jorge Rodríguez, aunque en estos últimos meses parece menos cuidado que hace un par de años, o Josep Vicent Garcia.

LCP. Ahora que estamos cerca de las elecciones municipales, son muchos los alcaldes que se juegan la reelección. ¿Qué les recomendarías en términos comunicativos?

E.D. La cercanía. A nivel local es más sencillo y además fundamental ser accesible a las personas. Atender a la gente tanto en redes como en persona. Muchas veces la gente solo quiere alguien que le escuche o le lea.

También es necesario explicar bien cómo funcionan algunas cosas. Muchas veces la gente no entiende porqué tardan tanto en reparar la farola de su calle, en arreglar las aceras o en encontrar un substituto para el profesor de la escuela. Hay que dejar claro que se invierte cada vez más en mejorar la calidad de vida de la gente y mejorar los servicios públicos pero que determinadas acciones conllevan unos trámites legales ineludibles y que muchas deficiencias o problemas no dependen del Ayuntamiento.

LCP. Para terminar Enric, ¿qué consejos le darías a alguien que esté leyendo La Comarca Política y quiera dedicarse en un futuro al mundo de las agencias de comunicación política?

E.D. Que tenga mucha paciencia y que no se estrese fácilmente porqué si no morirá joven. La política en general conlleva muchas veces un nivel de estrés y de tensión hay que saber soportar. También hay que estar dispuesto a tener pocos días libres y no poder desconectar casi nunca. Es un trabajo un poco duro pero es bonito poder trabajar con tanta gente diferente, aprender a coordinarse y organizarse con diferentes instituciones y ser parte de un proyecto político que está trabajando por mejorar la vida de las personas.

Resultat
[Total: 4 Mitjana: 5]

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada