Consultoría en Comunicación Política

Emprender con una Consultoría en Comunicación Política se plantea como un reto enorme, pero a la vez apasionante. Debido a la falta de desarrollo en el campo de la comunicación política en un país como España y en particular en las comarcas valencianas, las Consultorías en Comunicación Política se convierten en un tipo de empresa única digna de ser analizada.

Hoy en La Comarca Política, analizamos la experiencia dentro de una consultoría en comunicación política con el consultor valenciano Juan Ferrer.

Empecemos.

Perfil del entrevistado

Juan Ferrer consultor compolJuan Ferrer nació en València (València Ciutat) el año 1975. Es Ingeniero Informático de Gestión por la Universidad Politécnica de Valencia y con estudios de Comunicación Integral y 2.0 en la Universitat de València. Su experiencia y su conocimiento en el campo de la comunicación política se volcaron de lleno durante las campañas electorales municipales de 2015, tanto en algunos municipios valencianos como de la Región de Murcia. Además, Juan Ferrer, gestiona desde 2016 la comunicación institucional y pública de varios ayuntamientos.

 

 

Entrevista al consultor independiente Juan Ferrer | Consultoría en Comunicación Política

La Comarca Política. Hola Juan, bienvenido a nuestro espacio de Comunicación Política y Electoral.
Juan Ferrer. Gracias por invitarme, para mi es un placer participar en este debate, no solo refugio de ‘análisis social’, también espacio de reivindicación local en medio de una sociedad volcada en lo global.

LCP. En esta entrevista queremos hablar de los trabajos que desempeña una Consultoría en Comunicación Política como podría ser la tuya. Así que la primera pregunta es obligatoria: ¿En qué consiste este tipo de empresa?
J.F. El trabajo se realiza en torno a proyectos concretos que suelen ser privados o institucionales. Cada proyecto es diferente, es un trabajo artesanal, no hay moldes pero si metodologías. Tan importante como los objetivos son el ámbito, los destinatarios, la duración o los recursos disponibles para cada campaña. Es un entorno muy interdisciplinar y pueden intervenir varios profesionales. Al final se realiza un plan de comunicación, que antes se cumplía minuciosamente, pero que actualmente sirve de orientación porque los entornos son muy variables, si algo funciona se repite, si no funciona se cambia. Hoy la comunicación es en tiempo real, con respuestas al instante y reacciones simultáneas. La flexibilidad y saber escuchar son esenciales porque lo que antes era un monólogo se ha convertido en un diálogo dónde a veces intervienen muchas personas.

LCP. La comunicación política en nuestro país no está, digamos, profesionalizada. ¿Qué significa esto para un consultor independiente como tu?
J.F. El sistema de partidos determina la configuración y profesionalización del sector. En España con las listas cerradas y con procesos de primarias limitados la comunicación se suele organizar en la dirección.

Consultoría en Comunicación Política

En países con listas abiertas y sistemas de primarias, (mayor parte de Europa o América Latina), el número de profesionales es mayor por qué las listas abiertas fomentan la competencia entre los políticos de un mismo partido y es habitual que cada político promocione su propia candidatura en una cultura más de meritocracia que de escalar por la interna del partido hasta llegar a una lista.

Centrándonos en España hay muchos tipos de comunicación política, la de las instituciones, la de los partidos, la de los políticos, la de los candidatos, y en nuestro país conviven distintas culturas de profesionalización en torno a estas necesidades. Es difícil generalizar, cada partido tiene su enfoque. A nivel estatal suele estar muy bien cubierto, en el autonómico es variado y en los municipios encontramos de todo.

La profesionalización supera el enfoque limitado del carnet político. Nadie pregunta a un cirujano sobre su ideología, todos queremos al mejor cirujano, no al que piensa como nosotros, pues esto no sucede en muchos partidos políticos. Eso si, en ciclo electoral todos se conciencian y el gasto aumenta (las campañas electorales las pagamos entre todos).

LCP. Seguramente esto vaya ligado a un sacrificio personal que implica en última instancia más trabajo. ¿Cómo es el día a día en una consultoría en comunicación política independiente?
J.F. Depende mucho de cada consultoría, hoy la complejidad de la comunicación diferencia muchas parcelas diferentes de trabajo. Desde el diseño de estrategia comunicativa, el relato, el discurso, las relaciones con los medios o el trabajo en redes sociales, la organización de actos y protocolo, el diseño de una campaña publicitaria específica, la comunicación de crisis y hasta las cuestiones estéticas como lenguaje corporal o indumentaria. Hay grandes profesionales especializados en cada área con un alto nivel y las consultoras españolas trabajan en muchos países.

LCP. En comunicación política solemos oír mucho aquello del ‘storytelling’. ¿Qué es esto exactamente y qué ejemplo actual nos podrías poner?
J.F. El storytelling es en esencia un relato. Las connotaciones del storytelling son más marketinianas en el sentido de la comunicación de los 90’s y con una metodología basada en estructuras o estrategias narrativas particulares.

El storytelling o el relato puede ser sobre una política concreta o sobre todo un ciclo político. Lo importante es que recoja la esencia de la estrategia comunicativa. Tenemos el ejemplo de PODEMOS con «la casta» para llamar la atención sobre los privilegios de los políticos (sueldo, jubilación, aforamiento, etc.) y aglutinar ciertos electores del 15M. En este momento, el relato del PP gira en torno a la «recuperación económica» que empezó con el «no rescate a la banca» y que intenta contrarestar la gran incertidumbre del momento que vivimos con la idea de la seguridad del empleo y el sueldo.

En todo caso, si el storytelling o el relato, no tienen una coherencia con la realidad es imposible mantenerlos en el tiempo, fue el caso de «los brotes verdes» de Zapatero en plena crisis financiera. Cada gobierno tiene su estrategia comunicativa lo de menos es el nombre que le asignemos.

LCP. Con la irrupción de nuevas fuerzas políticas, la comunicación política también se ha visto afectada. ¿Qué elementos destacarías en las nuevas formas de comunicar?
J.F. Las nuevas formas de comunicar no vienen tanto por las nuevas formaciones políticas si no por los cambios que se dan en nuestra sociedad. Si atendemos a Internet además de una evolución tecnológica es una revolución social por qué cambia la forma de relacionarnos. Hoy nos organizamos, trabajamos y nos informamos en red.Facebook en la comunicación política

Y en lo que toca a la comunicación de la instalación y fijación de agenda del s.XX pasamos a la multicanalidad de internet donde las redes facilitan la comunicación entre las personas pero complejizan mucho la comunicación política.

La fragmentación de audiencias, la proliferación masiva de contenidos, la saturación de información o la competencia por la atención son factores nuevos y cruciales a la hora de elaborar planes. No es un hecho aislado en política, los publicistas no saben muy bien como llegar a los públicos porque las audiencias son más esquivas.

Otra consecuencia es que los grupos socioconómicos (edad, sexo, empleo, estudios, nivel de ingresos, etc.) antes eran muy representativos pero hoy ya no lo son tanto. Los segmentos sobre los que se basaban las encuestas para predecir climas sociales ya no operan como antes y tenemos el BREXIT o la elección de Trump como aviso de que están operando cambios en la profundidad de las estructuras sociales que nos obliga a estar más atentos y ser muy flexibles a la hora de hacer planes.

Hay más cambios como el comportamiento electoral, el sistema de partidos, la globalización… pero sería muy pesado describirlos todos.

LCP. ¿Y respecto a la comunicación política de las nuevas fuerzas políticas en el panorama estatal?
J.F. El nacimiento de PODEMOS y más tarde el de CIUDADANOS es paralelo a la comunicación que despliegan en redes, son digamos, partidos nativos digitales. Puede que PP y PSOE ya estuvieran en las redes pero no con los enfoques, recursos y sentido de los nuevos partidos. Los nuevos partidos nacen en la cultura política de la hiperpersonalización y los liderazgos de Iglesias y Rivera reflejan esta cultura.

No obstante, las redes no conforman un espacio ideal de debate político y hoy este debate está amenazado por las fakenews, los bots, los trolls y sobre todo por la poca transparencia de los gastos de los partidos en redes en las elecciones. Estos días asistimos atónitos a la investigación de la campaña en redes de Trump no solo por lo intromisión rusa, sino por el presupuesto empleado. Veremos que sucede va a ser un culebrón muy largo.

En todo caso, actualmente, el operativo digital es esencial para cualquier proyecto político y recordar el caso del PP recurriendo a una empresa puntera estadounidense para gestionar la publicidad en redes en las generales en el 26J.

LCP. Para terminar Juan, ¿qué consejos le darías a alguien que esté leyendo La Comarca Política y quiera dedicarse en un futuro a la consultoría en comunicación política?
J.F. Primero desearle la mejor de las suertes, segundo que la comunicación es multidisciplinar, atravesada por la sociología, la política, la psicología, la propia comunicación y ahora la tecnología. Para poder desempeñar en un entorno tan complejo y tan cambiante hay que formase lo mejor posible, y también estar dispuesto a vivir en una formación permanente.

De nuevo gracias por invitarme, enhorabuena por el trabajo de ‘La Comarca Científica’ que personalmente sigo con mucho interés.

 

Resultat
[Total: 7 Mitjana: 5]

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada